Trasplante de pelo: ¿cuánto tiempo tardan en verse los resultados?

CalendarioSencilla, efectiva, prácticamente indolora y, sobre todo, con unos resultados más que satisfactorios. Estas son las principales credenciales de la intervención de trasplante de pelo, que cada vez es más popular tanto entre la población masculina como en la femenina. A esta popularidad ha contribuido sin duda el microinjerto de Casillas y de otros personajes populares cuya imagen ha experimentado un cambio más que favorable desde que optaron por esta cirugía capilar. Hoy por hoy, se presenta como la solución más eficaz para recuperar el pelo perdido y solucionar el problema de la alopecia. Por eso, son muchas las cuestiones que suscitan el interés de las personas que están sopesando someterse a esta intervención.

Así, por ejemplo, el precio del microinjerto es una de las cuestiones que más dudas suscitan entre los posibles candidatos a esta intervención. El precio varía según cada caso, ya que hay que valorar cuestiones como la extensión de la calvicie; la densidad del cabello de la zona donante o el número de microinjertos a realizar (una o dos sesiones). En términos generales, el precio, por ejemplo, del microinjerto en las entradas está entre los 3.000 y los 6.000 euros. En caso de que también se incluya la coronilla, el coste puede ser más elevado.


El postoperatorio del microinjerto es otro de los temas relacionados con esta intervención sobre los que se demanda mucha información. Los cuidados inmediatos a la operación; si se pueden usar o no mascarillas, gominas u otros productos; la necesidad de evitar ciertas prácticas deportivas en los días siguientes a la realización del microinjerto… Es importante plantear todas estas dudas al especialista antes de someterse a esta intervención.

Pero sin duda, lo que más preocupa a las personas que van a someterse a un trasplante de pelo es cuánto tiempo tardan en ser visibles los resultados. En este sentido, hay que saber que el efecto de esta intervención no es apreciable “de un día para otro”, sino que el pelo trasplantado debe seguir un ritmo de desarrollo. En primer lugar, el folículo injertado tiene que pasar un periodo de adaptación de entre 2 y 5 meses (de ahí que en las primeras semanas se recomiende evitar la exposición directa al sol y realizar esfuerzos). Aproximadamente a partir del tercer mes, en un buen número de casos, ya es posible apreciar el crecimiento del nuevo cabello; seis meses después de la intervención el cambio de imagen resulta bastante evidente en muchas personas… pero es pasados ocho o nueve meses de la intervención cuando el resultado definitivo es perfectamente visible. Por tanto, el mejor consejo que se puede dar a una persona que se vaya a someter a una intervención de microinjerto es que adquiera altas dosis de paciencia, ya que el resultado merece la pena.

FOTO: D68 design+art