Técnica de la Tira para el Microinjerto de pelo

Tecnica_tira El Microinjerto capilar se ha convertido en una de las prácticas de restauración del cabello más óptimas para quienes deciden solucionar el problema de la Calvicie a través de la cirugía. Los médicos utilizan diversas formas de extracción del pelo donante, dependiendo de la situación del paciente y la zona a trasplantar. Entre ellas está la Técnica de la Tira conocida también como FUSS (Folicular Unit Strip Surgery), que permiten restaurar la línea del cabello, aumentar su densidad y mostrar una apariencia natural

El Microinjerto con Strip, como también se conoce a esta técnica, consiste en extraer las unidades foliculares de la zona donante para luego trasplantarlas en el área afectada. De esta manera las unidades foliculares se mantienen intactas en su forma genética y se evitar que los folículos pilosos individuales que se dañen. Cada unidad folicular contiene de 2 a 5 pelos y para cada transplante se suelen utilizar entre 1.500 y 4.000 unidades foliculares. En algunas ocasiones se necesitan más por lo que se requiere realizar otras intervenciones.

Dichas unidades se conservan en una solución especial a la temperatura adecuada hasta que el especialista prepara a los sitios receptores en el paciente. Luego se colocan con mucho cuidado en las zonas calvas o de adelgazamiento del cuero cabelludo. La disección de los injertos es vital para el resultado final. La tira es la primera disección en cintas y luego estas cintas se diseccionan en unidades foliculares o injertos.

En la utilización del método de Strip se deben tener en cuenta factores clave para lograr un resultado satisfactorio, como:

  • Realizar una correcta extracción del cabello y cierre de la zona donante para que se pueda camuflar la cicatriz.
  • Efectuar una adecuada disección de las unidades foliculares.
  • Efectiva hidratación del injerto.
  • Crear una apariencia natural en la zona receptora utilizando una correcta angulación, dirección y disposición del pelo trasplantado.
  • Realizar un seguimiento del paciente después de la operación.

Una buena intervención obtendrá resultados naturales en el aspecto físico del paciente. Esta depende estrictamente de la experiencia y habilidad del cirujano, así como de la adecuada colaboración  del equipo quirúrgico que participan en la operación. Un equipo quirúrgico de expertos entregará una perfecta labor de restauración del cabello por lo que es importante asesorarse y acudir a centros especializados con años de experiencia y profesionales especializados en la restauración capilar.