Reacción alérgica después del microinjerto: ¿es normal?

157000405_6ace128724El “día después” de una intervención de microinjerto da lugar a una serie de dudas, conjeturas e ideas en su mayoría erróneas. Una de ellas es la creencia de que esta intervención puede dar lugar a una reacción alérgica.

Precisamente, el hecho de que el pelo injertado proceda del mismo paciente evita muchos problemas como el rechazo o que el microinjerto produzca alergia.

Una de las circunstancias recientes que han podido propiciar esta falsa idea es todo el “misterio” que rodeó el implante de pelo de Iker Casillas, el guardameta del Real Madrid y de la selección española de fútbol. En su día, las sospechas sobre la decisión del futbolista de repoblar su cabellera se vieron alimentadas por la aparición de este en varios actos públicos luciendo un rostro notablemente hinchado, algo que en ese momento fue atribuido a una alergia alimenticia producida por la ingesta de marisco.

En efecto, es posible que en las horas posteriores a la intervención de microinjerto se produzca un ligero edema o hinchazón en la zona en la que éste se ha realizado y que, en consecuencia, afecte de forma leve al rostro, pero esto no es debido a una reacción alérgica sino que es consecuencia del pequeño traumatismo que supone la inserción del cabello en las zonas despobladas, de ahí que sea recomendable no manipular la cabeza en las horas siguientes a la intervención. También se recomienda aplicar frío local sobre la frente o los ojos para reducir la inflamación que, en la mayoría de los casos, remite por sí sola en pocas horas.

Otros síntomas y molestias que pueden aparecer después de someterse a un trasplante de pelo son un ligero sangrado, tanto en la zona donante como en aquella en la que se ha injertado el nuevo cabello, insensibilidad o sensación de picor. Todo ello es absolutamente normal.

Tanto para asegurar que el postoperatorio de un microinjerto se realiza en las condiciones adecuadas como para poner remedio a cualquiera de estos “efectos secundarios” del trasplante de pelo es fundamental ponerse en manos de profesionales que, además de realizar la intervención, realicen un seguimiento de todo el periodo posterior a la intervención. De igual manera, y para asegurar que el proceso se desarrolla de forma satisfactoria, es muy importante que el paciente cumpla a rajatabla todas las indicaciones que los especialistas le hagan al respecto. Así, por ejemplo, durante las semanas siguientes a la realización del microinjerto hay que evitar exponer la zona directamente al sol e intentar no cargar pesos ni realizar una actividad física intensa.

Hay que tener muy claro por tanto que el microinjerto es una técnica sencilla, que no conlleva más complicaciones que algunas de las molestias comentadas. Para minimizarlas o disimularlas se puede recurrir al mismo truco que en su día utilizó Iker Casillas: ponerse un coqueto gorro de lana…

FOTO: http://www.flickr.com/photos/danzden/157000405