Precio, postoperatorio del microinjerto… Tres consejos para preparar un trasplante de pelo

Es una técnica que, hoy por hoy, resulta efectiva, segura y se lleva a cabo con todas las garantías. Sin embargo, antes de someterse a un trasplante de pelo, es muy importante tener claras una serie de ideas y consideraciones sobre distintos aspectos relacionados con esta intervención.
Recabar información, saber qué se puede esperar de esta técnica, conocer y controlar los tiempos, tanto en lo que se refiere a la duración de la intervención como al periodo que hay que esperar hasta poder comprobar el resultado definitivo… son algunos de los factores que hay que tener en cuenta y que se pueden concretar en tres tipos de consejos básicos.

    1. En primer lugar, hay que ponerse en manos de profesionales y acudir a una clínica especializada en trasplante de pelo, como en el caso de Svenson Medical. El criterio profesional es fundamental para determinar si se puede acudir a esta solución o, por el contrario, es mejor recurrir a otro tipo de opciones para la calvicie; qué área hay que repoblar (una de las intervenciones más demandadas es el microinjerto en las entradas, esta técnica se puede aplicar en otras zonas, tanto de la cabeza como del cuerpo); la cantidad de cabello que hay que injertar; qué tipo de resultado hay que buscar en función de la edad y las peculiaridades físicas del paciente, etc.
    2. El segundo consejo que hay que seguir es preguntar todo lo referente al precio del microinjerto, un aspecto sobre el que muchas personas tienen dudas. En este sentido, hay que concretar cuál será el coste final de la intervención, todo lo que incluye este precio y, también, qué opciones de financiación existen. Es muy importante que los profesionales ofrezcan información clara y detallada al respecto, para evitar así “sorpresas” una vez llevada a cabo la intervención.
      Para hacerse una idea, el precio de un microinjerto en Svenson es de alrededor de 5.000-7.000 euros, dependiendo de cada caso.
    3. Y, en tercer lugar, es fundamental saber qué se puede esperar realmente del microinjerto, para lo cual resultan muy ilustrativas las fotos de “antes y el después” del trasplante de pelo.
      Así mismo, conocer de antemano las peculiaridades del postoperatorio del microinjerto: qué tipo de cuidados se deben seguir, las actividades, técnicas o productos capilares que hay que evitar en los días posteriores a la intervención; en qué casos hay que consultar inmediatamente al especialista… Y, por supuesto, tener muy claro cuándo se van a apreciar los resultados definitivos del microinjerto, ya que hay que esperar un tiempo (unos 8 o 9 meses, aproximadamente) para que los efectos definitivos de esta intervención (esto es, volver a lucir cabello en las zonas que estaban despobladas) sean visibles.

Por tanto, en el caso del microinjerto, vale perfectamente aquello de “información es poder”, para someterse a esta intervención con total conocimiento y conseguir así un resultado satisfactorio.