Ponerse pelo: cómo prepararse para la operación de microinjerto

MicroinjertoEl principal tema de interés de las personas que, con el objetivo de ponerse pelo, tienen previsto someterse a una operación de microinjerto es conocer en qué consiste la intervención, su precio y, sobre todo, qué resultado puede esperar de ella. Sin embargo, hay otros aspectos que son muy importantes y que hay que tener en cuenta antes de someterse a la técnica del microinjerto, para conseguir así que el resultado de la intervención sea exitoso y no surja ninguna complicación.

Los que vayan a someterse a esta intervención en una clínica Svenson comprobarán la existencia de un protocolo en el que se incluyen una serie de normas y recomendaciones que es muy importante conocer y respectar durante el preoperatorio del microinjerto. Así, por ejemplo, en dicho protocolo se desaconseja someterse a la intervención si el paciente padece gripe, catarro, resfriado o asma. También es importante, en caso de que sea fumador, que suspenda el hábito o disminuya el consumo desde la semana anterior al microinjerto.

Respecto a los fármacos que se consumen habitualmente, también hay que adoptar una serie de precauciones: la ingesta de antiinflamatorios (aspirina, ibuprofeno, etc) y también los complejos vitamínicos deben suspenderse 10 días antes de la intervención; si están tomando anticoagulantes, también hay que suspender la medicación (siempre bajo estricto control médico); y no se puede consumir, como mínimo una semana antes de someterse a la técnica de microinjerto, sustancias psicotrópicas y estupefacientes.

El día de la intervención el paciente debe acudir a la clínica de Svenson con el cuero cabelludo limpio; llevar una camisa de botones, que se pueda quitar con facilidad; no portar ningún objeto metálico y, en el caso de las mujeres, no maquillarse ni llevar las uñas pintadas. Se puede comer, pero siempre optando por alimentos que se digieran fácilmente.

En cuanto al postoperatorio del microinjerto, hay que incorporar una serie de cambios en los hábitos de vida durante los días posteriores a la intervención: no tomar bebidas que contengan cafeína durante 48 horas y evitar las bebidas alcohólicas en los 4 días siguientes. El primer día se recomienda dormir con la cabeza ligeramente elevada, con la ayuda de almohadas, y evitar flexionar excesivamente la cabeza, ya que ello puede aumentar la tensión en la zona de los puntos.

Los expertos siempre advierten al paciente que es normal que en las horas que siguen a la intervención se produzca un edema (inflamación no dolorosa) en la zona de la frente, que suele bajar hacia los ojos. Se puede evitar y aliviar aplicando hielo sobre la frente (15 minutos cada 2 horas) durante los dos primeros días después del microinjerto.

Es fundamental proteger toda la zona intervenida, previniendo cualquier tipo de golpe (con especial atención al coche) y evitando actividades físicas de riesgo durante el primer mes. En cuanto a los puntos, se retiran según la fecha indicada por el médico tras la intervención.