Ponerse pelo: 5 datos clave sobre el microinjerto

5771306058_1b9c08603f_zLa decisión de someterse a una intervención de microinjerto no se suele tomar de un día para otro. Hay una serie de dudas y cuestiones clave que le surgen a la mayoría de los “candidatos” a esta intervención y que es necesario aclarar y resolver antes de dar el paso de ponerse pelo. El precio de la operación, las zonas en las que es posible realizarla o las características del postoperatorio son las preguntas más frecuentes a las que tienen que hacer frente los especialistas que realizan el implante capilar:

  • Aunque lo habitual es realizar un microinjerto en la cabeza, lo cierto es que esta intervención se puede aplicar cada vez en más zonas corporales, de ahí que sean frecuentes las preguntas sobre las peculiaridades del microinjerto en la barba, en las cejas o en las zonas que han sufrido una quemadura, entre otros.

  • El implante de cejas, por ejemplo, es una opción cuya demanda se ha incrementado notablemente en los últimos tiempos, sobre todo entre la población femenina. Esta intervención consiste en extraer pelo de una zona donante (siempre se busca que éste sea lo más parecido posible en grosor y textura al de la ceja) e implantarlo en la zona de la ceja. La zona donante es la misma que en cualquier otro microinjerto: los cabellos se extraen normalmente de la parte posterior de la cabeza. En el caso de las cejas es más habitual que los cabellos sean de las zonas más laterales, donde el pelo es algo más fino. Se realiza de forma ambulatoria y con anestesia local.
  • Respecto al precio del microinjerto, depende de la zona en la que se vaya a realizar esta intervención, del número de folículos a trasplantar y de la técnica de extracción empleada. El precio medio de un microinjerto oscila entre los 5.000 y los 7.000 euros. En el caso de las entradas, el precio mínimo es de 3.500 euros; el microinjerto en las cejas cuesta alrededor de 2.500-3.000 euros; los implantes cuyo objetivo es disimular una cicatriz en el cuero cabelludo cuestan en torno a los 2.750 euros… En los centros Svenson se ofrecen a los pacientes opciones para financiar estas intervenciones.
  • Son varias las cuestiones relacionadas con el postoperatorio de un microinjerto sobre las que hay que informarse previamente.  Una de ellas son las posibles huellas o señales que puede dejar la intervención (puede producirse inflamación o edema en la frente, que no es dolorosa y que desaparece en aproximadamente 48 horas).
  • También es necesario que el paciente sepa qué “plan de vida” debe  seguir en las horas siguientes al implante: las precauciones a adoptar pasan por evitar la ingesta de bebidas que contengan cafeína durante los dos días posteriores al microinjerto, vigilar algunas posturas o movimientos (por ejemplo, el primer día, hay que dormir con la cabeza ligeramente elevada y durante los días siguientes evitar flexionar la cabeza) y evitar el ejercicio físico y las actividades en el agua (mar, piscina) durante un mes aproximadamente.

Es importante consultar con el especialista todas estas cuestiones y otras que puedan surgir antes de someterse a una intervención de microinjerto. Cuanto más seguridad y conocimiento tenga el paciente, más satisfactorio será el resultado.

 

FOTO: Thomas Sørensen