Nuevas técnicas de microinjerto: el “potencial” del vello

5018822812_226bfb00a6_zContinuamente aparecen avances y nuevas técnicas de microinjerto que hacen realidad el deseo de todas las personas que tienen que enfrentarse al problema de la alopecia: recuperar el pelo perdido. La última novedad al respecto es una técnica basada en el trasplante de pelo de las piernas (y también de otras zonas como el pecho o la espalda) en las áreas más despobladas de la cabeza. Básicamente, consiste en utilizar los folículos del vello corporal como “materia prima” para el microinjerto de pelo.

La técnica ha sido de hecho objeto de un artículo publicado recientemente en la revista Archives of Dermatology, en el que se recogen los resultados de una investigación llevada a cabo por el equipo del doctor Sanusi Umar,  profesor de Dermatología de la Universidad de California. Los expertos extrajeron vello a vello de las piernas de un grupo de voluntarios (que anteriormente se habían sometido a un trasplante de pelo recurriendo a pelo de la nuca) y lo injertaron en sus cabezas. Tras la intervención y el postoperatorio del microinjerto, los autores del estudio comprobaron que el 80 por ciento de los cabellos crecieron normalmente, repoblándose la línea del pelo después de nueve meses, con resultados satisfactorios.

Sin embargo, los expertos norteamericanos coincidieron en que el trasplante de pelo de las piernas u otra zona corporal es sobre todo un complemento a la técnica convencional de microinjerto de pelo, mejorando aquellas zonas en las que no se ha conseguido el resultado deseado (la nuca, por ejemplo) y contrarrestando la poca cantidad de pelo, permitiendo rellenar los huecos que pudieran quedar.

Es importante hacer una serie de precisiones respecto a esta técnica. Tal y como explican los expertos en microinjerto de Svenson, el trasplante del pelo de las piernas y de otras zonas corporales está indicado sobre todo para aquellas personas que tienen un tipo de pelo muy grueso, con el objetivo de conseguir un efecto más natural en la primera línea del cabello.

El vello corporal es más fino, suave y corto que el capilar, de ahí la necesidad de un número muy abundante de folículos para hacer el trasplante. Además, como señalan los especialistas de Svenson Medical, la clínica de microinjerto de Svenson, este tipo de trasplante suele realizarse con técnica FUE (pelo a pelo).

Uno de los inconvenientes que puede presentar esta técnica es que el vello corporal en general y el de las piernas en particular tiende a caerse con la edad, y estas características se mantienen cuando es trasplantado en la cabeza.

El trasplante de pelo de las piernas o de otra parte del cuerpo aún no está muy generalizado. Se utiliza generalmente como zona “donante” la de los gemelos, cuyo vello suele ser más fino y es más liso, lo que permite conseguir un efecto más natural.

Se trata por tanto de una técnica reciente y con muy buenas perspectivas, pero habrá que esperar un tiempo para constatar su eficacia a medio-largo plazo.

 

FOTO: http://www.flickr.com/photos/kinregerp/5018822812/