Microinjerto de pelo en cicatrices

Microinjerto La cabeza es  una de las partes del cuerpo más vulnerable a sufrir lesiones. Las lesiones pueden ser visibles en el cuero cabelludo y las cejas, debido a que después de la curación quedan destruidos los folículos pilosos por lo que no es posible que salga pelo nuevamente. Las causas de las lesiones en el cuero cabelludo pueden ser los accidentes de tráfico, accidentes en la infancia, quemaduras,  enfermedades como la Psoriasis, infecciones parecidas al Acné e intervenciones quirúrgicas como la neurocirugía, que ya pueden ser corregidas a través del Microinjerto de pelo

El Microinjerto en cicatrices, ayuda a corregir la apariencia estética del paciente que en muchos casos conlleva negativos efectos psicológicos en el individuo debido a factores como la disminución de su  autoestima. Está recomendado para quienes por el tamaño y colocación es imposible cubrir una cicatriz utilizando el propio pelo y formas de peinarlo diferente.

Es una intervención quirúrgica que si es practicada adecuadamente por un especialista puede ser de gran éxito. No se trata de un proceso simple ya la técnica a utilizar depende de factores como, la elasticidad, localización, extensión y la vascularización de la zona, entre otros. Se requiere de un examen cuidadoso del cuero cabelludo, para estar seguro de que no existe ninguna enfermedad crónica que afecte al cuero cabelludo y que pueda conllevar Alopecia en la zona de la cicatriz.

En algunos casos el Microinjerto sobre cicatrices se realiza reduciendo el tamaño del área a tratar a través de una extirpación quirúrgica con el propósito de realizar el trasplante de pelo en un área más pequeña para conseguir mejores resultados.  También son alternativas a considerar la expansión o reducción del cuero cabelludo, que se recomiendan cuando la zona es demasiado grande y no se puede reducir su tamaño para cubrir una cicatriz. Estas técnicas igualmente se pueden combinar entre si, según sea necesario.

Cada opción debe ser discutida clara y minuciosamente entre el médico y el paciente, por lo cual es aconsejable acudir a centros capilares con años de experiencia. Generalmente se necesita más de una sesión de Microinjerto capilar para conseguir cubrir completamente la cicatriz del paciente y se aconseja la aplicación de la loción tópica Minoxidil para ayudar en el proceso de restauración capilar.

Foto: Jason Burrows