Microinjerto Folicular Suave

La pérdida duradera y continua de los cabellos, llamada alopecia androgénetica, tiene su origen en causas muy complejas. Factores hormonales y hereditarios, afecciones dermatológicas o desequilibrios inmunitarios pueden favorecer una mala irrigación del folículo piloso. El aporte de elementos nutritivos es en este caso insuficiente y la actividad celular de la papila dérmica, al verse perturbada, se atrofia. El cabello no crece y pasa más rápidamente a la fase telógena. Así, el stock de ciclos vitales se agota antes de lo normal. La cabellera se esclarece.

Para conseguir los mejores resultados, se suele realizar el Microtrasplante Folicular Suave, una técnica quirúrgica dirigida a resolver el problema estético de la alopecia, en los casos en los que los tratamientos capilares no han logrado éxito o se han realizado demasiado tarde.
 

También está indicado para personas que quieren ver resultados de forma inmediata. Se implantan folículos sanos en zonas que carecen de pelo. En cada sesión se pueden llegar a injertar hasta 2.500 o 3.000 cabellos. Mediante pequeñas incisiones se introducen las unidades foliculares a implantar en la zona receptora.
 

Al ser folículos del mismo paciente se evita el rechazo y se logra una redistribución del cabello que permite peinarlo, lavarlo, cortarlo de forma idéntica a como lo hacemos con el resto de nuestro pelo. La intervención se realiza en quirófano, dura de dos a tres horas aproximadamente y se consiguen resultados excelentes. Los consejos de nuestros especialistas le ayudarán a conservar sus "nuevos" cabellos. Tras pocos meses de adaptación el cabello transplantado comenzará a crecer de forma sana y natural, al tiempo que definitiva.