Microinjerto: en qué se diferencia de otras soluciones para la alopecia

5641860277_63e030b275_zEl repertorio de opciones y tratamientos contra la alopecia que existe actualmente es muy amplio y, de hecho, se puede decir que hay soluciones para todos los gustos. La elección de una u otra depende del grado de alopecia que se padezca, de la edad, del tipo de cabello y, sobre todo, de la forma en la que la pérdida de cabello esté afectando a la persona. Cualquiera que sea la solución elegida para plantar cara a la caída del pelo, lo importante es ponerse siempre en manos de profesionales cualificados, conocedores de las últimas técnicas y métodos y que son los más indicados para asesorar sobre cuál es la opción más adecuada en cada caso concreto.

La primera reacción frente a la pérdida de cabello suele pasar por cubrir o disimular su falta y en este sentido, los peluquines y bisoñés de antaño han derivado en las actuales  pelucas y postizos que proporcionan un efecto más natural, son más fáciles de utilizar y más cómodos de llevar. Se trata de una solución temporal y puntual que cuenta con verdaderos adeptos, especialmente dentro del mundo del espectáculo. Uno de los ejemplos más significativos es el del cantante británico Elton John, que ha hecho de sus pelucas y postizos una de sus principales señas de identidad.

Hay otras soluciones que no buscan “suplantar” el cabello perdido sino que están dirigidas a actuar sobre el bulbo capilar para prevenir la alopecia y tratar el problema cuando éste ya ha aparecido. Una de las más novedosas es la aplicación de láser para el pelo, ya que se ha demostrado que su aplicación sobre las células presentes en la piel del cuero cabelludo acelera el crecimiento del cabello y mejora la vasodilatación capilar. Para sacar todo el partido a estas posibilidades, los centros Svenson ofrecen entre sus servicios la Terapia Láser de Baja Intensidad (TLDBI), especialmente recomendada para los casos de alopecia androgenética, areata o con efluvio telógeno.

Este servicio se ofrece a través de dos productos: el peine láser HairMax Luz 9 y el casco láser.

Pero cuando el objetivo es ponerse pelo de forma permanente, la solución por la que hay que decantarse es el microinjerto que es hoy por hoy la técnica más avanzada para recuperar el cabello definitivamente y, además, -y al contrario de lo que ocurre con algunas otras opciones- con un resultado totalmente natural. Es un tipo de cirugía ambulatoria, que se realiza con anestesia local y que dura aproximadamente tres horas. Básicamente consiste en la extracción de folículos de la zona posterior de la cabeza del paciente, en la que aún hay pelo, para después implantarlos en la zona receptora. Estos cabellos implantados siguen el mismo patrón de crecimiento que el pelo aún presente en la cabeza, por lo que el resultado definitivo del microinjerto no se aprecia hasta pasados aproximadamente ocho meses. Pero, a diferencia de los otros métodos, este cabello ya es “para siempre”.

FOTO: David Shankbone