La anestesia y otros factores a tener en cuenta en un trasplante de pelo

AnestesiaLa técnica mediante la cual se realiza un trasplante de pelo es sencilla, rápida y prácticamente indolora y, además, sus resultados son muy satisfactorios. Debido a ello, cada vez son más las personas que deciden someterse a una operación de microinjerto. Sin embargo, hay una serie de factores relacionados con esta intervención que suscitan dudas e interrogantes. El tipo de anestesia que se aplica, cuánto cuenta la intervención o los cuidados que se necesitan “el día después” son preguntas que se plantean con frecuencia a los especialistas.

Respecto a la necesidad o no de aplicar anestesia durante la intervención, hay que tener en cuenta que al tratarse de un proceso ambulatorio (es decir, no hace falta ingresar al paciente), se realiza con anestesia local sin necesidad de sedar a la persona ni de realizar el trasplante de pelo bajo anestesia general.

Otra cuestión por la que preguntan mucho las personas que están barajando la posibilidad de someterse a un microinjerto es la duración de la intervención. Depende de cada caso concreto, de la zona sobre la que se practique y de la cantidad de cabellos que se van a trasplantar, pero como media, la duración de un microinjerto es de alrededor de tres horas.

Las características y los cuidados que hay que seguir durante el periodo postoperatorio de un microinjerto es un tema sobre el que los potenciales pacientes deben tener las ideas claras. Así, es importante saber que pasadas las primeras 24 horas después de esta cirugía es normal que se forme una pequeña costra en la superficie de cada injerto, que suele ir desapareciendo gradualmente con el paso de los días.

En cuanto a las recomendaciones y precauciones que se deben tener en cuenta, son básicamente las mismas que se aplican en todas las intervenciones de este tipo. Por ejemplo, en los primeros días, es aconsejable no tomar bebidas alcohólicas ni aquellas que contengan cafeína. Tampoco es conveniente el tabaco en el postoperatorio, así que si se fuma, lo mejor es reducir el número de cigarrillos en los días posteriores a la intervención, hasta la retirada de los puntos. El sol es otro factor a evitar en estos momentos, así que durante el mes posterior a la intervención de microinjerto hay que evitar la exposición directa a la luz solar en la zona sobre la que se ha realizado el trasplante.

Por otro lado, una de las peguntas más recurrentes antes de tomar la decisión de someterse a un trasplante de pelo es cuál es el precio de un microinjerto. La cantidad total a pagar oscila entre los 5.000 y los 7.000 euros dependiendo de cada caso y, también, de factores como el grado de alopecia y la extensión de la zona a cubrir.

Teniendo en cuenta la variedad de aspectos que intervienen en el microinjerto, es importante preguntar sobre todos ellos al especialista antes de tomar la decisión.

Foto: JL Johnson