Cubrir las entradas en el pelo con un microinjerto: lo que hay que saber

EntradasLas entradas en el pelo, esas huellas inequívocas de que la alopecia ha hecho acto de aparición y que tan difíciles resultan de camuflar, son las principales beneficiarias de los implantes capilares. Los resultados de esta intervención son tan satisfactorios, sobre todo en lo que al rejuvenecimiento que producen se refiere, que no es de extrañar que el número de personas que opta por esta solución sea cada vez mayor. Y es que nadie duda de que la aparición de entradas es uno de los aspectos que más años añade a la apariencia física.

La intervención de microinjerto, tanto para cubrir las entradas en el pelo como para repoblar otras áreas capilares, consiste en la extracción de folículos en aquellas zonas en las que el cabello es más abundante para, posteriormente, realizar estos implantes capilares en las zonas que presenten alopecia. Los folículos extraídos se injertan respetando el ángulo de crecimiento y la dirección de cada uno, para conseguir así un resultado lo más natural posible.

En cuanto al precio del microinjerto en las entradas, en los centros Svenson ronda los 3.500 euros, pero este precio puede variar en función de la superficie a cubrir y de las unidades foliculares que es necesario trasplantar. Por lo general, es suficiente con una única sesión aunque en ocasiones puede ser necesaria alguna sesión más, según el área a repoblar y las características de la zona receptora.

Además del precio del microinjerto en Svenson, hay  otros aspectos implicados en esta intervención que hay que tener muy en cuenta y de los que deben ser debidamente informados los pacientes. Uno de ellos es la densidad de pelo que se desea obtener. También hay que tener presente que la supervivencia del pelo injertado puede ser mayor que la del cabello natural (no trasplantado) que le rodea, de ahí la importancia de valorar si la línea frontal que se consigue mediante estos implantes capilares resultará estética a unos años vista.

Los resultados del microinjerto no son inmediatos, sino que hay que esperar entre 6 y 8 meses, que es el tiempo que el folículo trasplantado tarda en pasar su periodo de adaptación durante el que se desarrolla y crece el cabello nuevo.

Uno de los aspectos que más dudas suscita cuando se trata de implantes capilares es el postoperatorio. Se trata de una intervención que no requiere mayores precauciones que las propias de cualquier cirugía (tener cuidado al manipular la zona tratada, evitar la exposición directa al sol…). Hay que saber que en las 24 horas siguientes a la intervención puede aparecer una pequeña costra en la superficie de cada injerto, que no reviste ninguna gravedad y que se desprende por sí sola en los días siguientes.

En definitiva, se trata de una intervención sencilla, segura, efectiva y prácticamente indolora que permite “rejuvenecer” mediante el camuflaje de las entradas en el pelo.