¿Cuál es el precio de un trasplante de pelo? Siempre con máxima calidad y todas las garantías

No hay duda de que el trasplante de pelo es una técnica que se ha vuelto muy popular en los últimos tiempos, y se puede decir que se trata de la opción “de moda” para solucionar un problema tan frecuente como es el de la alopecia androgenética. Sus grandes bazas son la seguridad de la técnica empleada y, sobre todo, sus resultados.

No es por tanto de extrañar que hayan proliferado los centros que realizan esta técnica, y, también, que en algunos casos, el precio del microinjerto se haya convertido en objeto de ofertas e incluso gangas. Los expertos aconsejan desconfiar de este tipo de “chollos” y no perder de vista que el trasplante de pelo es una técnica quirúrgica, no un tratamiento estético más, y que, como tal, conlleva unos gastos predeterminados y debe hacerse con todas las garantías. A la hora de elegir una clínica de microinjerto es muy importante tener en cuenta todos estos aspectos, para así no llevarse disgustos y, sobre  todo, no poner en riesgo la salud.

Uno de los datos que resulta más significativo respecto a la garantía que ofrece una clínica de microinjerto es el hecho de que ésta disponga de avales oficiales. En el caso de Svenson Medical, fue la primera clínica de microinjerto capilar en obtener la certificación de calidad ISO 9001, concedida por la Asociación Española de Normalización y Certificación (AENOR).

El precio del microinjerto en una clínica Svenson se sitúa entre 5.000 y 7.000 euros, dependiendo de cada caso. Los centros que ofrecen un precio de microinjerto estándar o único para todo el mundo no son, por tanto, recomendables. Es importante ponerse en manos de profesionales debidamente cualificados que realicen un diagnóstico personalizado del paciente, de sus características y de su tipo de alopecia.

Así mismo, es imprescindible que los responsables de la clínica de microinjerto expliquen detalladamente a los pacientes todos los aspectos relacionados con la intervención: en qué consiste, su duración (algo que depende, entre otras cosas, de la extensión de la alopecia), el tipo de anestesia a aplicar, los cuidados que hay que seguir durante el posptoperatorio…. Una de las cosas que más agradecen las personas que deciden someterse a esta intervención es que los profesionales sean claros y realistas respecto a las expectativas que se pueden tener sobre el resultado del trasplante de pelo. Así, por ejemplo, es muy importante conocer que la apariencia final que va a proporcionar esta técnica sólo es visible pasado un tiempo: el crecimiento del cabello se empieza a apreciar a partir del tercer mes y es alrededor del 6º o 9º mes después de la intervención cuando se puede disfrutar del resultado definitivo.

Por tanto, hay que tener las ideas muy claras antes de someterse a un trasplante de pelo y, sobre todo, acudir a una clínica de microinjerto que ofrezca todas las garantías ya que se trata de una intervención quirúrgica que, si bien es sencilla y rápida, siempre debe ser llevada a cabo por profesionales debidamente cualificados.