Bienvenido a Svenson medical, líder en implante capilar

Si has llegado hasta aquí porque quieres mejorar tu imagen con un implante capilar, nosotros podemos ayudarte. Sea cual sea tu caso, Svenson puede ofrecerte información y orientación de forma gratuita sobre esta intervención, así como evaluar la idoneidad de un microinjerto capilar para resolver tu problema.

Si acudes a una consulta y a realizar un estudio preoperatorio en uno de nuestros centros, lo primero que haremos será realizarte un diagnóstico técnico, para determinar si tu grado de alopecia y el estado del resto del cabello es apto para una solución como el implante de pelo. O si, debido al avance de la calvicie o la calidad de la zona donante, ya no es una solución viable.

El microinjerto o implante de pelo es una cirugía ambulatoria (es decir, sin ingreso hospitalario), que se realiza siempre con anestesia local, y en la que se implantan unidades foliculares del propio paciente en un área despoblada. A día de hoy, los implantes capilares son la única solución para recuperar el cabello perdido y no perderlo más, porque el pelo de la zona donante está codificado genéticamente para no caerse más. En Svenson contamos con los mejores médicos y especialistas, para que tu intervención de microinjerto te dé unos resultados satisfactorios.

Consulta y estudio preoperatorio

Únicamente se puede hacer implante capilar cuando la caída del pelo está estabilizada, no activa. Es uno de los motivos por los que le damos tanta importancia al estudio preoperatorio y a las herramientas que usamos para el diagnóstico. Nuestros especialistas capilares te realizarán un análisis detallado de tu cabello, y así te entregarán un diagnóstico pormenorizado a partir del cual propondrán las mejores alternativas y soluciones a tu caso concreto. Así, en el caso de que la caída de pelo aún esté activa, podrán decidir qué tratamiento capilar aplicar previamente a la intervención, por ejemplo, con finasteride, minoxidil o con bioestimulación capilar.

Existen diferentes escalas de alopecia, Norwood-Hamilton o Savin y Ludwig (esta última para alopecia femenina). Con la revisión personal del caso, el especialista capilar podrá determinar el patrón de alopecia del paciente, su grado y la previsión de su evolución. Hay casos en los que, con el tiempo, la alopecia puede presentarse en otra zona distinta a la del implante, por lo que el diseño del microinjerto siempre se trabaja para conseguir los mejores resultados estéticos a medio y largo plazo.

Con esta información se podrá determinar la cantidad de unidades foliculares que serán necesarias para poder cubrir la zona alopécica.

consulta-svenson

También es muy importante en esta consulta realizar una valoración de la zona donante, de la que se extraerán los folículos a injertar. En base a su tamaño y la densidad, se clasificará como buena, media o deficiente. Se considera deficiente cuando hay menos del 60 % de densidad capilar.

En función de esto (grado de alopecia y características de la zona donante) y de las expectativas del paciente, se definirá el número de sesiones necesarias. Siempre tiene que haber un equilibrio entre la cantidad de unidades foliculares extraídas de la zona donante y su densidad, no recomendándose la extracción masiva de unidades foliculares en zonas donantes de densidad media-baja, para reducir el daño de la piel a ese nivel.

Es importante señalar en este punto la diferencia entre Unidad Folicular (UF) y pelos. Cada unidad folicular puede incluir entre 1 y 5 pelos, dependiendo de la zona en la que se encuentre. Por lo tanto, en un trasplante capilar en el que se han injertado 1.300 UFs podrían haberse trasplantado más de 3.000 cabellos.

Una vez realizada la consulta informativa y el estudio preoperatorio que incluye un estudio analítico completo, el paciente ya está listo para pasar a la fase de intervención en el microinjerto. Como ves, nunca es tarde para llamar o ponerse en contacto con Svenson y obtener información sin compromiso sobre la viabilidad del implante capilar para tu caso.

Intervención

El microinjerto en Svenson Medical siempre se realiza por cirujanos especialistas, en quirófano, con avanzadas tecnologías. Un trasplante de pelo es eficaz en base a una selección de injertos adecuada, a la habilidad del equipo quirúrgico y al correcto diseño del implante al que damos prioridad para conseguir un resultado final natural y acorde con la imagen deseada por cada paciente.

La intervención consiste en el trasplante de pelo del propio paciente, por lo que no tiene posibilidad de rechazo, extraído de la zona donante (posterior y lateral de la cabeza), que será implantado en la zona receptora elegida. Además de para alopecia capilar, se puede realizar para mejorar la imagen en barba, cejas, pestañas y para disimular tatuajes, cicatrices y quemaduras.

Tras la consulta y el preoperatorio, el siguiente paso, fundamental también para que el resultado sea lo más natural posible, es el diseño del implante. Se realiza el mismo día de la intervención, por el cirujano junto con el paciente, teniendo en cuenta sus necesidades y expectativa, teniendo siempre muy presente el diagnóstico realizado por el especialista.

Una vez realizado el diseño, el paciente pasa al quirófano donde se le aplica la anestesia en la zona donante y, posteriormente, se procede a la extracción de los folículos. El método de extracción varía según la técnica de microinjerto que vaya a realizarse. Los folículos pueden ser extraídos uno a uno de forma manual (técnica FUE) o robotizada (microinjerto FUE con Artas), o bien obtenerse mediante la extracción de una tira de piel (técnica de microinjerto Fuss / o Strip), en cuyo caso se realiza una sutura horizontal en la zona donante. Svenson ofrece todas las técnicas para poder ofrecer a cada paciente la que mejor se adapte a su caso.

Después de extraer y clasificar las unidades foliculares válidas, se realiza la preparación y la incisión en la zona receptora del cuero cabelludo, o de la zona donde se desea recuperar o ponerse pelo, para poder implantar en ella los injertos. Aquí es cuando se tiene más en cuenta la parte estética de un microinjerto. En este paso se tiene presente el ángulo de crecimiento y la dirección de cada unidad folicular, según el diseño del implante que el cirujano haya determinado de acuerdo con el cliente. En este diseño del microinjerto se toman decisiones sobre cuántas unidades foliculares y con cuantos pelos hay que poner en cada zona, o qué distancia hay entre ellos para conseguir una densidad y apariencia naturales.

Lo que siempre se persigue dándole tanta importancia al diseño durante la intervención, a partir del diagnóstico y expectativas realistas para cada caso, es conseguir un resultado en línea con la imagen deseada por el paciente, minimizando la percepción del implante capilar para que su aspecto final aparezca de forma progresiva y la imagen del paciente tenga una evolución conforme al ritmo natural de crecimiento de su cabello.

En cuanto al tiempo que dura una operación de microinjerto y el número de intervenciones, hay que señalar que el implante capilar es sencillo e indoloro. Se realiza en sesiones generalmente de unas 3 o 4 horas, siempre con anestesia local y sin ingreso hospitalario.

operacion-implante-en-svenson

¿Es necesario siempre más de una intervención de microinjerto?

Según tu patrón de alopecia y tu grado de afectación, podremos establecer de antemano que tal vez sean necesarias varias intervenciones de microinjerto para conseguir los resultados deseados.

Por eso para algunos casos se realiza un segundo trasplante. Como en el caso del implante capilar para mujeres, en los que al ser el pelo más fino y, por tanto, la cobertura del pelo menor, en ocasiones se deben realizar las intervenciones en dos tiempos.

También sucede en el caso de reparación de cicatrices, las intervenciones se realizan en dos tiempos, ya que la piel ha perdido su elasticidad y estructura normal. 

Postoperatorio

El postoperatorio de un implante de pelo requiere únicamente una serie de cuidados que nuestros médicos y especialistas explicarán al paciente en detalle. Una vez que un paciente se ha sometido a una intervención de microinjerto en Svenson, el paciente abandona la clínica por su propio pie. Para el cuidado, evolución y crecimiento del trasplante no es necesario pedir días de baja, pero sí bajar el nivel de actividad física, para favorecer la cicatrización de la zona donante.

Las primeras 24 horas el cuero cabelludo estará protegido por una venda, y en los días posteriores se han de seguir esta serie de sencillos cuidados que el paciente recibe por escrito:

  • Mantener una alimentación normal.
  • No tomar bebidas alcohólicas durante 4 días.
  • No tomar cafeína las 24 horas posteriores.
  • No fumar, o fumar lo mínimo posible.
  • Utilizar compresas heladas sobre la frente durante los primeros dos días, durante 15 minutos cada dos horas.
  • Dormir la primera noche con la cabeza algo elevada, utilizando almohadas.
  • Evitar agacharse y evitar también golpear la zona.
  • Lavar la cabeza a los dos días, con agua tibia, champú neutro, movimientos suaves y sin hacer presión.
  • Secar el cabello con aire frío y sin frotarlo, y peinarlo suavemente con los dedos o cepillos de púas anchas y separadas.
  • Evitar la actividad deportiva como ir al gimnasio, correr, ir a la piscina, nadar en el mar o tomar el sol, en un período de tres a seis semanas, según la técnica.
  • Seguir la medicación con antibióticos y analgésicos según lo prescrito para cada paciente.

Siguiendo estas pautas se favorece al resultado del implante capilar: los folículos trasplantados sobreviven de media en un 98%.

postoperatorio-microinjerto

Seguimiento y resultados de implante capilar en Svenson

Con el tiempo, se realiza un seguimiento fotográfico para comprobar la evolución del trasplante capilar: a los 6 meses y al año de la intervención. Y siempre con total confidencialidad

Hay un período de adaptación durante el cual ese cabello vivo de los folículos implantados se cae y es repuesto por el nuevo pelo. Esto se debe al estrés al que se ve sometido el cabello injertado en la intervención, pasando las diferentes fases de su ciclo de vida mucho más rápido.

El paciente podrá disfrutar completamente de su nueva imagen entre 8 y 10 meses después del trasplante capilar. Esto se debe al ritmo natural de crecimiento del cabello, porque los folículos que han sido trasplantados a la zona receptora requieren ese plazo para sustituir los cabellos vivos con los que han sido trasplantados por otros cabellos nuevos, que crecen y se desarrollan de manera normal y definitiva, con la calidad y resistencia originales del pelo de la zona donante.

Por lo tanto, siguiendo las recomendaciones de nuestro equipo médico sobre alimentación, actividad física y otros cuidados básicos, el postoperatorio de un implante capilar resulta tan sencillo para el paciente como la propia intervención.