Cara hinchada después de un injerto capilar ¿reacción alérgica?

tapar el pelo con gorra

La aparición del presentador Carlos Lozano en el programa Sálvame tratando de ocultar su rostro con unas gafas de sol despertó muchas sospechas entre la audiencia. Y al quitárselas pudo constatarse que su cara estaba inusualmente hinchada. Tras este episodio, y al conocerse que ha pasado por una clínica de implantes capilares en Madrid, ha vuelto a ponerse en vigencia una consulta recurrente de los pacientes que quieren ponerse pelo:

¿Es normal que se hinche la cara después de un implante de pelo?

El “día después” de una intervención de injertos capilares da lugar a una serie de dudas, conjeturas e ideas en su mayoría erróneas. Una de ellas es la creencia de que esta intervención puede dar lugar a una reacción alérgica.

Precisamente, el hecho de que el pelo injertado proceda del mismo paciente evita muchos problemas como el rechazo o que los injertos capilares produzcan alergia.

Una de las circunstancias recientes que han podido propiciar esta falsa idea es todo el “misterio” que rodeó el implante de pelo de Iker Casillas, el guardameta del Real Madrid y de la selección española de fútbol. En su día, las sospechas sobre la decisión del futbolista de repoblar su cabellera se vieron alimentadas por la aparición de este en varios actos públicos luciendo un rostro notablemente hinchado, algo que en ese momento fue atribuido a una alergia alimenticia producida por la ingesta de marisco.

La hinchazón del rostro más habitual tras un implante de pelo no es por alergia

En efecto, es posible que en las horas posteriores a la intervención de implante de pelo se produzca un ligero edema o hinchazón y que, en consecuencia, afecte a la cara, especialmente a la frente y a los párpados. Sin embargo, esto no es debido a una reacción alérgica sino que es consecuencia de la propia intervención. Ello se debe a que durante la extracción se produce una infiltración tumescente (suero fisiológico con algún fármaco vasoconstrictor) que se emplea para disminuir el sangrado en la operación.

Esta tumescencia hace recomendable no manipular la cabeza en las horas siguientes a la intervención; dormir semisentado los dos primeros días y aplicar hielo en la frente a partir de las 24 horas posteriores al trasplante, 15 minutos cada hora.

Otros síntomas y molestias que pueden aparecer después de someterse a un trasplante de pelo son un ligero sangrado, tanto en la zona donante como en aquella en la que se ha injertado el nuevo cabello, insensibilidad o sensación de picor. Todo ello se da con alguna frecuencia y no reviste gravedad.

Para asegurar que el postoperatorio de una operación de injertos capilares se desarrolle en las condiciones adecuadas, es importante seguir las indicaciones de los profesionales. Así, por ejemplo, durante las semanas siguientes a la realización del implante de pelo hay que evitar exponer la zona directamente al sol y no se debe hacer actividad física intensa, ni flexionar o girar la cabeza de modo forzado.

Así son las horas después de un implante capilar

David nos cuenta sus opiniones y sensaciones después de implantarse pelo en un quirófano de Svenson.

Hay que tener muy claro por tanto que el implante de pelo es una técnica poco agresiva, que habitualmente no conlleva más complicaciones que algunas de las molestias comentadas. Para minimizarlas o disimularlas se puede recurrir al mismo truco que en su día utilizó Iker Casillas: ponerse un coqueto gorro que no sea de lana, o el que ha empleado ahora Carlos Lozano, ocultando su rostro bajo un sombrero y unas gafas de sol.