Caída del pelo: cuándo aparecen las entradas

ChicoEn el caso de los hombres, las entradas son la carta de presentación de la caída del pelo. Hay fórmulas que resultan efectivas durante un tiempo. Trucos de estilo como peinarse “levantando” la zona central con la ayuda de geles y ceras, para desviar la atención de los laterales que se están despoblando; llevar el pelo más largo de lo habitual;  lucir un estilo más descuidado o, simplemente, dejarse barba, son algunas de las estrategias “de camuflaje” más utilizadas.

También hay una serie de tratamientos médicos y cosméticos orientados a mejorar la  estética, como los desarrollados por Svenson, que permiten ir tratando la zona de la caída de pelo en las entradas, minimizando los efectos y asegurando la salud y el buen estado del cuero cabelludo.

Pero cuando la caída de pelo en las entradas empieza a resultar más que evidente, hay que buscar soluciones más eficaces y, sobre todo, duraderas, como el procedimiento del microinjerto. Esta técnica, la más avanzada que existe para recuperar el cabello perdido, consiste básicamente en un autotrasplante de cabello desde aquellas zonas en las que éste es abundante a las zonas receptoras (habitualmente las entradas), respetando el mismo ángulo y dirección que el cabello original: Con ello se consigue un resultado natural y muy favorecedor. El injerto en las entradas se realiza bajo anestesia local y la intervención dura aproximadamente unas tres horas.

Para apreciar el resultado definitivo del procedimiento del microinjerto hay que esperar aproximadamente entre 2 y 5 meses, que es el periodo de adaptación del cabello en su nueva ubicación, y de ahí en adelante crecerá de forma normal y definitiva, con las mismas características de la zona de la que se ha extraído.

Teniendo en cuenta lo sencillo de la técnica, la naturalidad de los resultados y, sobre todo, su eficacia, no es de extrañar que cada vez sean más los hombres, incluso los más jóvenes,  que se deciden por el injerto en las entradas para plantar cara al problema de la alopecia.

Pese a la “popularización” de esta técnica y el grado de perfeccionamiento que ha alcanzado en la actualidad, es muy importante ponerse siempre en manos de profesionales debidamente cualificados, como los especialistas en estética de Svenson. Antes de someterse a un procedimiento de microinjerto es muy importante realizar un examen del paciente, comprobar el historial clínico (no todo el mundo puede someterse a este procedimiento) y, una vez confirmada la idoneidad del paciente, rediseñar el área a repoblar.

Los testimonios, tanto de personajes populares como de anónimos, que han optado por hacerse un injerto en las entradas no pueden ser más elocuentes: una gran mayoría coincide en reconocer que ha sido la mejor solución no sólo para plantar cara a la caída del cabello sino también para rejuvenecer de una forma natural. ¿Quién dijo que recuperar el pelo perdido era una utopía?