Barba y patillas: los otros beneficiarios del trasplante de pelo

BarbaLa eficacia y, sobre todo, los excelentes resultados que se alcanzan con la intervención de microinjerto de pelo han hecho que esta técnica se haya extendido a otras zonas del cuerpo y tenga distintas aplicaciones. Así, por ejemplo, cada vez son más los hombres que optan por el trasplante de pelo para mejorar el aspecto de una barba poco poblada, cubrir cicatrices o “repoblar” unas patillas prácticamente inexistentes.

El hecho de lucir una barba poco poblada o distribuida de forma desigual es algo que preocupa a un buen número de hombres. La presencia de calvas, irregularidades o, directamente, la ausencia de pelo en la cara proporciona a muchos hombres un aspecto excesivamente infantil o lampiño, de ahí que la posibilidad de añadir más densidad a esta zona del rostro y también a otras relacionadas como el bigote y las patillas resulte muy atractiva y cuente cada vez con un mayor número de adeptos.

Pero, además, hay otras zonas y situaciones que se pueden beneficiar de las ventajas de esta técnica de trasplante de pelo. Así, cada vez más personas recurren al microinjerto de pelo para cubrir cicatrices, tanto en el cuero cabelludo como en otras localizaciones: cicatrices producidas por traumatismos o cirugías en el pecho, abdomen o extremidades, en el caso del hombre.


Los resultados son excelentes, tanto desde el punto de vista estético como también en el aspecto anímico y emocional, tal y como señalan desde Svenson Medical, la clínica de microinjerto de Svenson en Madrid: “El microinjerto es capaz de devolver la imagen al paciente, reforzando su autoestima y disminuyendo la ansiedad que provoca la pérdida de esta. La naturalidad del resultado hace que el entorno del paciente aprecie una mejora en el aspecto general, no siendo evidente que se haya realizado un microinjerto”.

El trasplante o microinjerto de pelo que se realiza en zonas distintas a la cabeza se basa en la misma técnica: la extracción de los folículos de la zona donante y su posterior incisión en la zona receptora (barba, bigote, patillas, cicatrices…). Se lleva a cabo también con anestesia local y los cuidados posteriores son similares a los que se deben seguir para el trasplante de pelo tradicional.

Independientemente de la zona en la que se vaya a realizar el microinjerto de pelo, es fundamental ponerse en manos de profesionales de reconocida experiencia. Saber en qué consiste exactamente la intervención de trasplante de pelo, qué resultados se pueden esperar de ella según la zona en la que se vaya a realizar el microinjerto y qué tipos de cuidados hay que seguir después del trasplante, de forma que el nuevo pelo crezca de forma natural, son factores determinantes para que esta intervención suponga todo un éxito.

Foto: pkingdesign

Leave a comment



Bitacoras.com

5 años ago

Información Bitacoras.com

Valora en Bitacoras.com: La eficacia y, sobre todo, los excelentes resultados que se alcanzan con la intervención de microinjerto de pelo han hecho que esta técnica se haya extendido a otras zonas del cuerpo y tenga distintas aplicaciones. Así, po…