Antes y después del trasplante: las fotos hablan por sí solas

Que someterse a una intervención de microinjerto cambia absolutamente la fisionomía nadie lo duda. Sin embargo, los efectos del trasplante de pelo no siempre son visibles a simple vista. En muchas ocasiones, todo el entorno de la persona nota una mejoría evidente en su aspecto físico, pero no lo atribuye a la repoblación capilar que produce esta intervención. Suele ser al observar las fotos de un tasplante de pelo cuándo este “antes y después” resulta evidente.

Hay que tener en cuenta que los resultados del microinjerto no son inmediatos, sino que es un proceso que lleva un tiempo. Por regla general, el resultado del microinjerto se empieza a apreciar en torno al sexto mes de la intervención, pero es a partir de los 8 meses después de haberse sometido al microinjerto en Svenson cuándo se comienza a notar un crecimiento normal y definitivo del cabello trasplantado. El paciente debe saber que en los meses inmediatamente posteriores a la intervención, los folículos se encuentran en un proceso de adaptación a la zona receptora, lo que da como resultado final una supervivencia media del 98% de los cabellos trasplantados.

Este “tiempo de espera” es uno de los aspectos que se le explican detalladamente a aquellos clientes que solicitan información sobre esta intervención en los centros Svenson. Y es que resulta fundamental que la persona que vaya a someterse a esta intervención tenga muy claros todos los aspectos relacionados con ella, los plazos, los cuidados y precauciones necesarias y, sobre todo, las perspectivas que puede tener respecto a los resultados que se consiguen con ella. Tal y como explican los expertos, es clave conocer las expectativas que tiene el paciente antes de la intervención para así poder determinar el área a cubrir y el número de sesiones necesario.

Para ello, Svenson ofrece fotos que muestran el efecto que esta intervención va a tener en el aspecto físico del paciente, utilizando imágenes de casos reales de clientes antes y después de realizarse un microinjerto.

Para evitar problemas y tener las ideas muy claras, es importante que la persona que va a someterse a un microinjerto consulte todas sus dudas sobre la intervención a estos especialistas. Así, por ejemplo, hay que tener en cuenta que, además de repoblar de cabello las zonas afectadas de alopecia, es importante que el resultado del microinjerto se adapte totalmente a la imagen y, también, a la edad de cada persona, de ahí que los cabellos trasplantados se vayan colocando de forma acorde a la caída natural del cabello del paciente. Se trata por tanto de un “diseño personalizado”, en el que se deben conjugar muchos factores.

A pesar de que hay que esperar unos meses para lucir –y disfrutar- el resultado definitivo, la inmensa mayoría de las personas que se someten a una intervención de microinjerto se muestran plenamente satisfechas, sobre todo cuando comparan el antes y el después de su aspecto físico.

Ver galería de fotos de casos reales de trasplante de pelo en Svenson Medical